domingo, 21 de septiembre de 2014

CRÍTICA FINAL: "Los Caballeros del Zodiaco: La Leyenda del Santuario"



La semana pasada, el mismo día del estreno en Perú, vi “Los Caballeros del Zodiaco: La Leyenda del Santuario”. A pesar de que muchos conocíamos la crítica proveniente del Japón la cual fue negativa e inclusive fue un fracaso de taquilla en dicho país; muchos asistimos (y los seguimos haciendo) al estreno con las expectativas altas. Los Caballeros del Zodiaco (llamado así en Latinoamérica) fue un boom en esta región del planeta siendo parte de los principales promotores de la cultura anime allá a finales de la década de los 80’s y que se consolidó a mediados de los 90’s, época en la cual comencé a ver Los Caballeros del Zodiaco. Muchos teníamos sentimientos encontrados entre emoción, nostalgia y deseos de ser recompensados. Lamento decir, en resumen, que la película fue mala, he aquí mis razones.  

[Antes de comenzar, quiero advertir que esta crítica contiene spoilers y no están en la obligación de leerla.]

Primero debo comenzar explicando que tampoco era que debamos esperar una fidelidad entera con lo que respecta el anime o el manga. Debemos considerar que esta fue una película de 1 hora y 30 minutos y era imposible resumir aproximadamente 24 capítulos de 20 minutos en ese lapso de tiempo. Así que era obvio encontrarnos con escenas que deberían ser avanzadas con más rapidez: los diálogos deberían ser más cortos, las batallas más cortas, y cambiar algunos puntos argumentales del anime y del manga para que se adapten a la inmediatez de la película. Sin embargo, partiendo de ello, los realizadores caen en muchos problemas creyendo talvez que era la solución.

Segundo. Lo bueno de la película de hecho fue la estética de los personajes, sobre todo en las armaduras y en los paisajes. Aunque en algunos aspectos me parece que caen en la exageración; el diseño de las armaduras es muy buena sobretodo en la de los caballeros de oro. El problema con esto es que las armaduras de alguna manera negaba engancharse con la personalidad del quien la portaba. Ver a un Aioria “encascado” toda la película y con una especie de “faldón” hacía que me olvide que es el verdadero Aioria exceptuando por su voz. O ver a Milo, que en esta ocasión fue mujer, genera que en estos casos se pierda la conexión de muchos que nacieron bajo la estrella de Escorpio, un personaje que sigue vigente en los años y que en la película se esfumó. Por otro lado, el personaje de Aldebarán fue el más desarrollado de todos desde mi criterio. Saga y Mascará de Muerte son un caso aparte: todo estaba bien en el primero hasta que evolucionó a un titán (o algo así); esa exageración argumental manchó demasiado al personaje como saga; y el último, siendo participe de una de las luchas más recordadas de las 12 casas, y si bien, Mascará de Muerte tenía mucho ego, en esta ocasión destruyeron su personalidad poniéndolo a bailar y a cantar haciendo una escena de teatro que duró varios minutos.


Terminado con la cuestión de la personalidad, en los caballeros de Bronce todo estuvo bien pero dejando de lado a Seiya. Los creadores se esmeraron en darle a Seiya un toque de ridiculez que no era común por lo menos entre batallas, me explico: “Los Caballeros del Zodiaco” no se caracteriza necesariamente por sus escenas de humor sino por su “espectacularización” en las batallas. Ver a un Seiya que se ponía resentido por que los demás le quitan la palabra de la boca, o poner ojos de loco porque Saori le cae encima; es más, luego de eso, apelar a escenas cliché como lo es el de la mujer que le dicen que está subida de peso, aquello genera que broten llamas atrás de ella como manera de que acaba de nacer un poder sobre-natural, eran cosas que talvez se hubieran obviado ya que ¿se supone que eso tenía que generar risa? Lo he visto tantas veces que pierde el sentido. Solo mencionaré que Tatsumi se volvió un mayordomo occidentalizado o americanizado nada comparado con el original (imagen abajo) y que los de bronce tenían similitud con cantantes de K- Pop (:v) pero son aspectos que puedo soportar así que no merece mucho análisis.

¿?
La evolución de Mitsumasa Kido y Tatsumi

En el transcurso de la película me decía sobre los realizadores: "parece que nunca vieron “Los Caballeros del Zodiaco”" y es que si yo hubiera sido realizador de la película hubiera tratado de aprovechar al máximo lo bueno que generó la serie: las batallas, los desarrollos de personalidad basados en la experiencia de cada uno de los protagonistas (como ya sabemos la búsqueda de la hermana de Seiya, la muerte de la mamá de Hyoga , los huérfanos Shun e Ikki y el tradicional Shiryū) y los toques de sentimentalismos por ejemplo al escuchar “Pegasus fantasy” en cualquiera de sus dos versiones: la japonesa o latinoamericana pero no fue así. No sé si hay un proceso muy engorroso en poder hacer eso pero escucharla mientras miras Saint Seiya en pantalla gigante hubiera sido memorable. Y apelo a esos sentimentalismos porque me parecía entender que este era una referencia a la “Batalla de las 12 casas” original. Digo...

Siguiendo con las batallas. Lamentablemente no supieron explotar esto que es lo que mejor que tenía "Los caballeros del Zodiaco". Y me refiero a las luchas contra los caballeros dorados. En los primeros momentos buscaban ser muy buenas pero lamentablemente fueron muy rápidas y no llegaban a producir ese clímax que era necesario suplir. Ver a Ikki primero reventando a un (creo) caballero de plata y luego aparecer como salvador (como siempre lo fue) de su hermano, pero derrotado muy fácilmente. Esto se debe no a que Ikki sea más débil que Shura, puede haber un debate sobre eso, el punto es que lo derrotaron muy rápido porque la película ya tenía que acabar (lo que si admito es que la entrada de Ikki fue espectacular). He ahí el tiempo en que me daba cuenta y me decía que talvez esas escenas –entre comillas– graciosas se pudieron obviar y hacer las batallas más largas. Shun prácticamente no peleó, Afrodita tampoco ya que fue asesinado por Saga porque se le dio la regalada gana de matarlo; eso conlleva que a algunos personajes se le “sobre-dimensionó” su poder. Es muy probable que la mayoría piense que Saga es más fuerte que Afrodita pero ¿derrotarlo de un solo golpe?, otro, Aioria le iba a dar un ataque a Seiya y de la nada aparece Shaka deteniendo el golpe como si lo estuviera haciendo un niño. Si bien hay una batalla similar en el anime, estos dos igualan en fuerzas en dicha batalla, en la película se demuestra a un Aioria más débil por mucho que Shaka que posteriormente es parte del grupo de dorados que trata de luchar contra Saga y que es derrotado. Quienes sabemos del anime y del manga sabremos que hacer un versus entre Saga y Shaka es muy complicado pero si simplemente nos basamos en la película, podríamos decir que Saga es más fuerte que él, que Aldebarán, Milo, Shura, Mu, Aioria juntos. Creo que es una inconsistencia argumental.



Para terminar como cosas menores, creo que hubiera sido mejor guardar estos tradicionalismos como el detalle del Santuario que fue sacado al parecer de un tiempo futurista muy parecido al de la Guerra de las Galaxias; Shiryu teniendo su armadura hasta para ir al baño; el final en la cual Saga se convierte en un gigante; cuando Seiya se pone la armadura de Sagitario en su totalidad haciéndole parecer un centauro, fue algo raro aunque no me pareció tan malo; otra cosa, la caja de la armadura se siguió del ejemplo de SS Omega teniéndola como una especie de Collar, me pareció deprimente.


En conclusión, diré que tomaré a esta película como una historia aparte, como un spin-off o algo así. Recalco que muchos que hemos visto la serie en los 80’s o 90’s y al presentarnos la memorable “Saga de las 12 casas” inevitablemente nos pondremos a recordar la serie original. Cuando fui al cine la gente que hacía cola, es su mayoría pasaban los 20 años. Con ello me atrevo a decir que la película era dirigida a ese público. Sin embargo, nos llevaremos una decepción si esperamos un calco de la serie animada. Hay que mirarla sin esperar eso y tal vez podamos percibir otras cosas. Y eso también es dirigido a las nuevas generaciones que han visto SS The Lost Canvas y Omega e inclusive el Saintia Shō y que califican a los tradicionales de cucufatos. Si obviamos aquello talvez podamos encontrar lo que buscaríamos de una película de 1 hora y 30 minutos. Bueno, esa es mi opinión que es sobretodo subjetiva que no necesariamente podría coincidir con la suya.




PUNTAJE: 4.5 de 10



Los dejo con una entrevista que le hacen en Brasil a Yosuke Asama, productor de la película. Entrevista traducida por la página "Saint Seiya ND".

https://sites.google.com/site/saintseiyand/feed/entrevistaayosukeasamaproductordelaleyendadelsantuarioparaplaytvbr