viernes, 27 de febrero de 2015

Rindiéndome ante el maldito fanservice: Mi crítica a High School DxD y New


Sí, está bien. Siempre he comentado que me llega al huevo los animes fanservice y me siguen llegando al huevo. Seguiré repitiendo que me llega al seko que este tipo de series encubiertamente traten de hacer creer que una trama es interesante (y puede serlo); pero a la par, cualquier situación es propicia para que de la nada a la flaca se le desgarre el vestido y tenga las tetas al aire. Imaginen que en Ergo Proxi, a Lili se le desgarre la ropa cada vez que pelea con alguien. Definitivamente la serie no sería lo que es y sería vista como algo que pudo ser un buen anime pero que se cagó por la cojudez de vender “oppais” por doquier. High School DxD y su segunda temporada High School DxD New  (http://www.haremking.tv/no escapan de eso. Siguen siendo la misma mierda que nos presenta todas las series de este tipo: un flaco que estudia en una clásica escuela japonesa que por algunos hechos se ve envuelto en un problema “serio” que tiene que enfrentar al lado de 4 mujeres. Las 4 mujeres obedecen al típico cliché del harem: todas son voluptuosas excepto la infaltable loli de pelo blanco. Entonces, ¿Qué tiene de bueno esta serie? Si deseas, llámalo un gusto culposo, ya que este tipo de series las descarto casi desde el inicio, pero hay tres puntos complementarios que, desde mi perspectiva, hacen rescatable este anime: 1) el protagonista, 2) la serie no trata de venderte esto como algo serio y 3) la acción.

High School DxD es un anime que se estrenó el año 2012 y su secuela High School DxD New al año siguiente. Como es típico, es la adaptación de una novela ligera. En este caso es la escrita por Ichiei Ishibumi desde el 2008. Posteriormente, el año 2011, salió un manga demostrando la popularidad que tenía la historia. Dicha adaptación fue realizada por el estudio TNK quién ha realizado también series de tinte “fanservico” como: Ikkitosen (¡puaj!). El director fue Tetsuya Yanagisawa quien ha colaborado en trabajos como CLAMP, Fate/stay night y Sora No Otoshimono; concluyendo, que el tipo tiene experiencia si se trata de estos temas. Cada saga tiene una duración de 12 capítulos. 

Corre y búscalas en tu librería más cercana.

Deseo ir de frente al grano con los argumentos que defenderán mi idea. Menos mal hay muchos fanáticos de este anime para que me amparen de ellos que podrían decirme que soy un inconsecuente de mierda pero bueno. Issei es el protagonista de este anime. Es, como en muchas otras series, quien tendrá la bendición de ser el centro del harem pero ojo, Issei no es el típico protagonista de este tipo de series. Pregunta: ¿Qué es lo que tienen en común protagonistas como Kirito de SAO, Godou de Campione!, Basara de Shinmai Maou No Kaiyakusha, Seiya de Amagi Brilliant Park y muchos más? Yo les digo: 

  1. Todos, entre comillas, buscan cumplir un objetivo serio, resáltese entre comillas. Ya sea salvar al mundo, a su familia, en rescatar un parque, bla bla bla. Quieres hacerte creer que el protagonista está tan centrado en su meta que no tiene cabeza para pensar en otra cosa más
  2. Esto es una consecuencia del número uno: ninguno de ellos es homosexual y no me parece que los llamen así pero en escenas típicas de este tipo de animes, específicamente los de semi-desnudos, ellos actúan como si tuvieran alergia hacia las mujeres. Espera, no digo que vayan y las violen pero que el prota se ponga nervioso, no quiera ver a la chica que se regala es una fórmula taaaaaaaan recurrente por parte de los realizadores con el fin, creo yo, que de risa. Personalmente, ese tipo de cosas me aburren. 
¿Qué es lo que tiene de diferente Issei? Lo que tiene de diferente es que él no es un hipócrita, su objetivo principal no es necesariamente salvar al mundo, sino ser “El rey del harem”, sí, vuélvalo a leer, el anhelo más grande del protagonista es tener su propio grupo de esclavas, es un hentai. Issei tiene la capacidad de elevar su poder basado en la impaciencia de poder tocar y chupar los senos y hasta quitar la virginidad de la presidenta del club. Tú me dirás: ¡Oye, pero eso es ridículo! Y sí, es ridículo, pero es distinto y eso tiene mérito entre tanta cosa casi igual. Issei-kun tiene dos lados. En verdad la serie no se trata de salvar al mundo pero el prota tiene un sentido importante de la amistad –como muchos otros protagonistas– pero no es maquillado ya que casi todo gira en torno a sus deseos sexuales, eso sí me pareció gracioso. Issei cae bien. No es insoportable como Kirito ya que el primero es sincero. 


La serie gira en un ambiente escolar. Nadie se da cuenta pero existen tres estamentos claros: los ángeles, los ángeles caídos y los demonios. La hermana justamente de satán es nuestra protagonista que tiene como nombre Rias del clan Gremory. El sistema que se maneja en el infierno es que cada ama o amo, por así decirlo, tiene un grupo de esclavos simulando a las fichas de un juego de ajedrez. Rias Gremory quien se oculta bajo la fachada de ser presidenta del club de ocultismo tiene su propio grupo de esclavos. No me convence mucho esa idea en la cual los forma haciendo similitud a las piezas de ajedrez. Parece que son muy constantes las peleas entre individuos de los distintos estamentos a pesar de que digan que se busca un periodo de paz luego de la última gran guerra. El protagonista Issei ha sido el elegido sin ninguna razón como el portador de la Sacred Gear del Dragón Emperador Rojo o algo así. Al inicio una ángel caída atacó a Issei porque sentía que de alguna manera constituía un peligro, pero aparece Rias Gremory para salvarlo con la condición de que le de su alma. El prota entre la vida y la muerte accede y es así como se convierte en un esclavo más de Rias Gremory representando al peón. 

Supongo que algo importante en lo que se debe insistir es que la sacred gear responde según la voluntad del propio usuario. Issei muestra dos tipos de voluntades a lo largo de lo que dura la serie: defender a sus amigos y realizar algún acto sexual con alguna de las mujeres que conforman el club de ocultismo. La serie te refriega en la cara todo el tiempo eso con él. En la mayoría de las batallas, las ropas no se desgarran por casualidad, todo es calculado por el mismo Issei. El prota desarrolla “ataque especiales” que consisten en desmenuzar la ropa de sus contrincantes mujeres porque repito: “él quiere ser el rey del harem”. Rescato mucho esa cuestión de la serie. Ya que si bien es ridículo, el protagonista me convenció de eso. El protagonista no es un bueno para nada, tiene un ideal estúpido pero lo hace creíble, el sentido de la amistad (o le gusta ser un esclavo no me queda muy claro) hace que el personaje también se desarrolle. Él hace que la serie no quiera venderte engañosamente que es seria ya que este tipo de series no tiene por qué hacerlo. 

La primera parte tiene como centro el rescatar a Rias de un matrimonio no deseado y la segunda sobre el problema que podría generar el inicio de otra guerra entre los tres estamentos además del inicio de la batalla de los usuarios de las sacred gear del Dragón Rojo y la sacred gear del Dragón Blanco. Es en estas escenas en la que se libran batallas y estas son muy rescatables. Les juro que hasta los gritos me parecieron más creíbles que los de Tengen Toppa Gurren Lagann. Si te llegan mucho los ataques harem de Issei, para eso están los demás del club de ocultismo: Akeno, quien tiene poderes que le permite controlar fuerzas de la naturaleza como el rayo y el viento representando a la reina en el juego, además de ser la hija de un ángel caído y una humana; Koneko representa a la torre y tiene mucha fuerza; Yuuto tiene una secred gear que le permite crear espadas, además de eso, interiorizan un poco su pasado a inicios de la segunda parte. Todos ellos tienen ataques más serios y en sí las peleas son buenas desde mi perspectiva. Estos co-protagonistas tampoco caen mal (excepto Asia, ella si me cae pésimo) muy aparte de todos los desnudos del cual son víctimas. Además tienen su parte en la cual se desarrollan y se interioriza más en ellos. Como dije, eso se da en el caso de Akeno y Yuuto.


Pero como que le estoy echando muchas flores a este anime. Bueno, repetir las mismas cosas que dije al principio es muy tediosos. Con todo y lo que he explicado, High School DxD sigue siendo un anime dedicado a que des riendas sueltas a tus alucinaciones mundanales. Con ello reafirman y siguen colocando a este tipo de animes como de los más vistos y hasta defendidos según se nota en los últimos años. Muestra clara es que en la siguiente temporada se estrenará la tercera parte de este anime. Cosa que no pasará nunca por ejemplo con Lost Canvas. 

En las dos partes se gastan capítulos en cosas “innecesarias” que, a la hora de mostrarte el meollo final que dará paso a la acción, esa acción dura muy poco, y si bien la peleas son buenas, te demoras en asimilar ya que sucede en el último capítulo o en los dos últimos capítulos cuando bien podría durar más y además, la pelea final solo dura 10 minutos haciendo tal vez, que no se digiera muy bien el impacto que puede generar. Sin embargo, que haya más acción significaría que haya menos escenas ecchi pero eso va ser imposible ya que las peleas en sí son una justificación para mostrar más cuerpos desnudos. 

A nivel de la animación, en mi humilde opinión me gustó. La calidad se mantiene en todos los capítulos mostrando colores muy vivos. En verdad, este estilo es característico de este tipo de animes. Los paisajes no sobresalen para nada pero si se preocupan en el detalle de los personajes y es normal si es que lo que quieren vender son tetas y culos. El OST en serio me pareció muy aceptable. Me tomé el tiempo de atender bien a la música de fondo que ponían en las escenas de drama y acción y me parecieron buenas. Tiene 3 openings a los largo de los 24 capítulos que conforman las dos partes en donde me gustó más el primero, me gusta como empieza pero lo avanzaba a partir del coro ya que no tiene fuerza; los demás son olvidables al igual que los endings que son las clásicas cancioncitas lolis que personalmente no puedo soportar. 


¿Podría recomendar este anime? No lo sé. Si bien considero a High School DxD como algo distinto entre sus pares, no lo es a nivel del anime en general. Sigue siendo lo mismo. Rias Gremory es considerada una de las mujeres más “sexys” del anime y pucha, no entiendo porque coincido en eso ya que todas las flacas de anime de ese tipo son exactamente iguales del cuello para abajo. Lo que si es cierto es que los hombres que ven animes, las prefieren peli-rojas. Pero yo prefiero a Kurisu, peli-roja también pero trasciende a la par de eso su importancia en la trama de Steins; Gate; ocultamente, todos, pero todos quieren ser esclavos de Rias Gremory (no me juzguen hipócritas, saben que tengo razón). Si eres un tipo tolerante como creo que soy yo a veces, opino que es digerible hasta el final. Si eres un dogmático que nunca piensa dar beneficio de duda, perfecto, hazle caso a la razón y no lo hagas, seguramente te joderá más la vida. Si eres el que le gusta ver dibujos de mujeres desnudas sin ninguna justificación, este es tu anime y seguramente Issei será tu héroe; tu arquetipo ideal y de grande querrás ser como él. Como sea, está en tu decisión.

PUNTAJE: 5