martes, 17 de noviembre de 2015

Charlotte: Crítica



Hace unos días recordé y busqué la acogedora escena de Angel Beats! en la que el despistado Hinata, en una acción que generó sentimientos encontrados, jura a Yui que se casará con ella “cuando regresen a su vida normal” siendo esto muy improbable. La buscará y con una excusa tan tonta como inocente, se acercará a ella para cuidarla sin importar la situación en la que ella se encuentra (y quienes hemos visto la serie sabemos cual es esa situación). Es verdad que me gusta contradecir las opiniones establecidas por los “otakus” que califican, por ejemplo, a dicha escena como hermosa, pero esta vez mis lágrimas y el lloriqueo que brotan cada vez que la miro hace que también defienda esa posición. El trabajo que realiza Seiji Kishi con el dramatismo en la serie me pareció buena. Desde el inicio los personajes fueron simpáticos a pesar de que no conocimos bien a todos y la historia se construye de tal manera que logra un clímax final que a más de uno hizo llorar si no por lo menos generar un nudo en la garganta. Es de las pocas series que si bien no podrían tener una continuación, era necesario que tengan más capítulos.


Cuando salió Charlotte muchos pensamos que este sería un Angel Beats! Vol. 2 y habían distintos elementos no menores que daban a pensar eso: este es el segundo proyecto de la empresa Key realizadora de novelas visuales; también es realizado por los estudios P.A. Works y Aniplex; y que (sobretodo) contaba con la participación del joven maestro Jun Maeda (el mismo de Angel Beats! y otros animes dramáticos muy conocidos como Kanon y Clannad) pero esta vez en la creación del guión.

Si bien Angel Beats! no es la última chupada del mango, Charlotte no se asoma a su calidad. Es en este momento cuando nos preguntamos si fue un error hacernos la idea de que si esta intentaba acercársele. Para comenzar a ver Charlotte debemos desterrarnos de la cabeza a Angel Beats! aunque a lo largo la serie intente empujarnos al dramatismo y escuchemos un opening genial con la misma voz de Lia, la misma de Angel Beats!



Yuu Otosaka es el protagonista del anime. Un chico de instituto que tiene el poder de controlar las mentes de otras personas pero por 5 segundos y que mientras lo hace pierde el control de su propio cuerpo. Gracias a ese poder consigue algunos beneficios, se divierte generando grescas entre otras personas, logra destacar en los estudios y hasta le sirve para intentar afanar a la chica que le gusta. Cualquiera diría que está haciendo un uso negativo de sus poderes y así también lo piensa la presidenta del consejo estudiantil, Nao Tomori (que tiene la habilidad de volverse invisible ante los ojos de una persona específica) y de Joujirou Takajou (su ayudante y con el poder de moverse a super velocidad pero sin poder controlar el como parar) de la academia Hinomori que alberga a muchos jóvenes con poderes especiales igual que ellos. Luego de desbaratar los actos de Yuu, lo invitan a formar parte del consejo que se encarga de buscar a los chicos con poderes especiales y advertirles que son un arma de doble filo ya que estos solo duran en la pubertad y que existen diversas organizaciones que se encargan de secuestrarlos para fines científicos y de lucro.

Sí, el planteamiento de la serie parece interesante. El tema de los poderes y de organizaciones de trata de personas son aspectos que me llaman la atención y sobretodo que lo segundo se presta (y debería) para ser una serie interesante y de temática reflexiva pero no, Charlotte me deja la sensación de ser una serie demasiado infantil para los temas que toca por su forma en como los toca. La serie, gracias a eso, creo que empezó bien, me gustaban los protagonistas y solo esperaba que se muestre al fin en que iba a consistir la serie pero hubo un problema en la medición de los tiempos. Me explico...


Creo que la serie tiene tres partes: 1) El hueveo que consistía en buscar a chicos con poderes, 2) a partir de la muerte de Ayumi y 3) a partir del encuentro con el hermano mayor. Estaba bien el ritmo como se presentaba la serie al inicio hasta el momento en el que comenzó la tercera parte y como se resolvió el conflicto. Simplemente las cosas sucedieron demasiado rápido a partir del capítulo 9 y en eso se fundamenta mi principal crítica. Los capítulos anteriores no mostraron nada trascendente a diferencia de la muerte de Ayumi (que también sucedió de la nada). Luego de eso sucedieron muchas cosas, intentaron resolver los grandes conflictos de la historia y lo hicieron en tiempo record malgastando en cosas inútiles capítulos anteriores. Ya no había tiempo ¡quedaban 3 capítulos!

La aparición del hermano mayor, la forzada muerte de Kumagami, los viajes en el tiempo y sobretodo, la realización de la titánica tarea de encontrar a todos los jóvenes con poderes de todo el mundo solo son muchas cosas que no me generaron el impacto que debían generarme por la apresurada manera en que sucedieron. Lo del hermano simplemente me pareció una especie de deus ex machina ¿Cómo terminar de digerir algo tan importante como todo lo que significaba Shusuke con tan poco? Lo del viaje a todo el mundo fue tan irreal.

La serie terminó teniendo argumentos pobres para los temas que tenía. Los personajes caían bien al inició pero uno siempre busca una evolución de ellos y sobretodo cuando supuestamente el robar tantos poderes te da una fuerte carga de inestabilidad mental y física. Se crea un seudo-romance también muy forzado del cual resulta una promesa que se convierte en un fundamento poco creíble para mantener un viaje por todos los países del puto planeta y solo, de hecho nada que ver con Hinata y Yui o de Tenshi y Otonashi en la descrita Angel Beats! Sí, Charlotte es un anime con conceptos buenos, buenos dibujos, buen opening pero que se va a la mierda por una mala dirección y guión. No tengo bien claro que tipo de anime es ya que todo lo deja a medias.

Mi querido Jun Maeda, no vuelvas a hacer guiones, de hecho no es tu fuerte. Se lo hubieras dejado otra vez al gringo Steven Foster. ¡Hey! Pero Charlotte es una serie decente en el sentido de que no te da nada extraordinario, es exactamente una serie promedio de cualquier temporada y mala para personas cansadas de eso. No podemos dejar de mencionar al lindo opening cantada por Lia: “Bravely You”, la misma de “My Soul, Your Beats” y su calidad en la animación o por lo menos a mí no me desagrada.

Para terminar, no te recomendaría a ver Charlotte. La serie tenía de donde agarrarse, ideas buenas para profundizarse pero fueron abordadas de una manera mediocre. Todo lo que he dicho es cierto si consideramos que tenía expectativas sobre esa serie, por lo contrario, no se cumple si consideramos que Charlotte es un anime promedio. Saludos :D

Esta crítica marca mi regreso a escribir en el blog. No sé cuando saque otra entrada ya que esta la hice porque no se me dio la gana de hacer nada en el trabajo. Gracias por leer y a toda la gente que le ha puesto like a la página de FB a pesar de la inactividad. Feliz navidad!!!