lunes, 29 de septiembre de 2014

"Ser o no ser": Mi crítica positiva a Tokyo Ghoul




La semana pasada terminó la primera temporada del -tal vez- anime más visto en lo que va del año. Comercialmente hablando por lo menos. Aunque no se compara creo con los animes de años pasados que fueron boom antecesoras a esta. Hablo de Mirai Nikki, Sword Art Online y Shingeki no Kyojin. Sin embargo, según como va el manga y luego su adaptación al anime, este apunta a ser el anime del año si es que el retorno de Psycho-Pass no le desarma el castillo, aunque mi anime preferido del año hasta ahora es Zankyou No Terror. Recalco que hablo comercialmente, que no necesariamente se contrapone a la calidad del anime pero no siempre el mejor anime es el más popular.

El “final” del manga como del anime coincidieron la semana pasada para terminar. Sui Ishida, quien es el creador del manga, advirtió que le pondría fin a este el pasado 18 de setiembre. Este final esperado resultó ser muy decepcionante para los fanáticos que hasta ahora esperan una respuesta, inclusive más que una respuesta, un nuevo capítulo, ya que el final no convenció a nadie. Yo no puedo opinar porque no lo he terminado pero ya me “spoiliaron” así que tengo que comunicarlo. Pero lo que si he terminado de ver es el anime. La serie está compuesta de 12 capítulos y que como ya dije, también terminó la semana pasada. Sin embargo, horas después salió un comunicado de la misma web oficial en chino de Tokyo Ghoul (http://www.xiaozhan.cc/anime/tokyoghoul/) avisando que la siguiente temporada del anime será estrenado en enero del 2015.

[Antes de comenzar, quiero advertir que esta crítica contiene spoilers. Si desean verla es su responsabilidad. No están en la obligación de leerla.]

Como manera de reseña explicaré que Ken Kaneki (Natsuki Hanae) es el protagonista de la trama. El es un ser humano común en un mundo en la que una especie de demonios denominadas Ghoul’s viven alimentándose de seres humanos, única y exclusivamente de humanos al grado de repugnarles otro tipo de alimentos exceptuando el café y el agua. La característica principal de estos seres es que cuando llegan a un nivel de excitación superior la parte esclerótica o vulva ocular de sus ojos se torna de color negro y su iris de color rojo (esta habilidad es conocida como kagune); y a la hora de mostrar su fuerza salen de sus espaldas diversas formas de extensiones o apéndices de colores vivos (en el manga le dicen “garras”) que sirven como armas para matar humanos con el objetivo de comérselos, luchar contra ellos mismos o contra la CCG que es un centro de investigaciones dedicados a la captura y desaparición de Ghoul’s que son considerados como una amenaza social. La vida de Kaneki cambia de por vida al tener la necesidad, aunque sin consentimiento, de implantarse partes de Ghoul para sobrevivir los daños de un accidente que sufrió al huir de un(a) Ghoul llamada Rize, una de la antagonistas principales quien fingió estar interesado en Kaneki por medio de la lectura de un libro pero su objetivo era comérselo. Rize era una comedora de humanos compulsiva y su importancia será revelada con más detalle en el manga pero desde la transferencia de órganos Rize vive dentro del subconsciente de Kaneki. Él será apodado como el “Ghoul de un ojo”.


La Música

Voy a comenzar desde el inicio. El opening de Tokyo Ghoul es muy bueno desde mi parecer. La canción se llama “Unravel” del grupo "TK de Ling Tosite Sigure". La voz del tipo es muy buena y más que una visión técnica, cuando sonaba en algunas escenas del desarrollo de la serie calzaba perfecta. En la última escena del primer capítulo y en el capítulo final lo esperaba, sonó y fue magistral. Al opening le doy un 8 de 10. El ending es un caso aparte. No me gustó ya que pierde todo lo que trata de transmitir la serie lo que considero que el opening si logra transmitir. A veces se olvida lo influyente que puede ser una canción. Continuando con la música; la banda sonora dirigida por Yutaka Yamada, también me pareció un éxito. El piano es magistral y logra envolvernos en el mejor de los casos a los sentimientos de desesperación, amargura, deseo del protagonista. Los instrumentos aparecen en el momento exacto; sobretodo en los momentos de presión de Kaneki.



Los Protagonistas

El personaje principal es Ken Kaneki (金木 研, Kaneki Ken), un joven de 18 años que vive solo en el distrito 20 de Tokyo. Estas referencias sobre su pasado considero muy importantes porque el contenido psicológico de los personajes es trascendental en la trama del anime. Particularmente me gusta el personaje de Kaneki porque es más humanizado. Voy en el sentido de que mentalmente es estable, no es un chico retardado, resentido, nihilista que no quiere ver a nadie, se encierra en su cuarto leyendo o jugando videojuegos sin el mínimo deseo de tener algún contacto social. No, Kaneki no es así. Tiene un pasado terrible de hecho, nunca conoció a su padre y su madre murió cuando era niño, sin embargo Kaneki tiene una vida común por decirlo de alguna manera: le gusta la lectura (no como respuesta a su soledad), estudia en la universidad, le gustan las mujeres y tiene un mejor amigo, Hiden. Solo es algo reservado. Luego, al darse cuenta que es un ghoul no podría tener otra respuesta. Su reacción al tener que convencerse que ahora tendrá que comer solo carne humana teniéndolos que matar antes; que habrá tipos que lo perseguirán con el objeto de asesinarlo; es de los más lógica. Kaneki no nació ghoul (considerados monstruos) y de un momento para otro tendrá que entablar relaciones sociales con ellos, acostumbrarse a sus costumbres (sobretodo alimenticias) y adoptarlas. Los primeros capítulos se encargan de eso. Es una batalla existencial de Kaneki para definir su nuevo objetivo en la vida: seguir viviendo como humano era ya imposible, sin embargo no puede mantener el hecho de comenzar a comer carne humana para sobrevivir. Lo mejor de aquello es que el personaje va mejorando ya que su idea, cada vez, la tiene más clara; eso significa que el personaje no se mantiene con la misma idea del principio ni tiene un cambio brusco de la noche a la mañana sino que presenciamos una madurez del pensamiento de Kaneki; que si bien no es muy tajante, creo que el personaje si logra transmitir el dilema que vive.



Siguiendo con los personajes, creo que el anime se centra mucho y bien la construcción psicológica de casi todos los personajes. Y en algunos aspectos más que en el manga: el caso del padre de Hinami que nunca aparece en el manga pero en el anime sí. Hinami y su madre misma; Hide, que al parecer es ultrasensible con lo que sucede alrededor; Touka y su pasado con sus padres y el presente con su hermano menor; el inspector de Ghoul’s Madou, a pesar de su apariencia loca, tenía una familia; la sed de justicia de Amon, etc. Los personajes constantemente luchan en contra de sí mismos en los capítulos del anime. Creo que este es la principal argumento del anime. Tokyo Ghoul es desde mi perspectiva es más psicológico de gore, esta segunda característica sin embargo es la que más popularizan. Bueno, sobre las pelas y el gore, también son buenas. Hay escenas de luchas interesantes, buenas pero nada más, los componentes psicológicos que envuelven las peleas es lo que las hacen interesante. Por la prohibición del gore en Japón, las escenas con sangre en su mayoría son censuradas. Sin embargo, para verlas sin censuras hay que comprar el blu-ray del anime que ya salió el 26 de setiembre. Solo hay que desembolsar 68 euros. Una ganga.



La Trama

La trama en si no es nueva, la misma acción de comer humanos ya la hemos visto en el mismo Shingeki no Kyojin, la reciente y nefasta Pupa o la grandiosa Asura. Una cosa que admiro de los animes es la construcción de nuevos conceptos o la adaptación de estos para crear personajes complejos partiendo de ello. En ese sentido, la palabra Ghoul deriva tanto etimológicamente como mitológicamente de la cultura árabe: criatura que profana tumbas para comerse a los enterrados; pero la similitud solo es hasta ahí. Los Ghoul como Touka, Yomo o Rize no profanan tumbas ni se alimentan de los cadáveres. Esto conlleva a una re-formulación del concepto para adaptarse al objetivo que buscaba el manga para luego ser anime. Los ghoul son seres antropomorfos (forma humana) y pasan desapercibidos ante la gente. El cambio es genético a tal punto de no mostrarlo en lo físico excepto cuando llegan a un estadio de excitación. Ahí es cuando las diferencias físicas se muestran. Hay que recalcar que esta es solo una primera parte y es sobretodo la parte de las interrogantes. Es un error bestial buscar conclusiones al término de esta temporada.



La primera parte del anime se basa en la información de la trama: reconocimiento de los personajes, internalización de los mismos atrayéndolos desde una realidad psicosocial: Kaneki Hinami, Hide, el jefe; la serie sugiere pensar que la sociedad divide el mundo en ser o no ser un ghoul: el humano es el bueno y el ghoul es lo que altera la paz; se conoce a la horda de ghoul’s que acompañarán al protagonista en el convencimiento a su nueva identidad; y es cuando se comienza a percibir la participación de los que buscan comer y/o matar a los ghoul’s o al “ghoul de un solo ojo”. El antagonismo común en todo anime.

La segunda parte del anime ya se esclarece quienes lucharán quien contra quien mientras se desarrolla la madurez psicológica y espiritual de Kaneki y los demás. Los primeros enemigos serán los agentes del CCG que irán al Distrito 20. Madou y Amon, especialista y aprendiz comienzan la búsqueda de ghoul’s en el aparente “distrito seguro” pero el líder (y más viejo) Madou muere siendo Amon quien decide defender el sentido de justicia y la convicción de su jefe. La CCG pretende realizar una labor muy importante en la muerte de Ghoul’s. Además, se muestran distintos grupos ghoul de otros distritos donde el hermano de Touka es uno de los líderes. Es aquí donde las posiciones se cruzan. ¿La existencia de los ghoul es justificada? ¿Acaso ellos no solo defienden las ganas de vivir como los mismos humanos? La respuesta para Amon por los menos será clara. Esta parte es cuando esta lucha de ideales se materializa en una lucha entre los ghoul’s pacíficos donde el jefe dueño de la cafetería entra a la pelea luego de que Kaneki sea secuestrado por el grupo terrorista, la horda liderada por el hermano de Touka y el “Rey de un solo ojo” y la CCG.

En la última parte está el clímax del anime. Luego del secuestro de Kaneki. El protagonista está siendo víctima de las torturas de Yamori (Jason) y la resistencia de ellos se basa en la fortaleza mental de Kaneki que cree que será ayudado a salir. Esta ilusión se ve derrumbada luego de la muerte de los supuestos salvadores por el mismo Yamori como consecuencia del no poder elegir a quien matar, a la mujer o el hombre ghoul (“los salvadores”). Esta debilidad mental es aprovechada por Rize quien vive en su cerebro y quien le da un discurso existencialista en contra del pensamiento de Kaneki basado en la premisa “es mejor ser lastimado que lastimar a los demás”. Rize desbarata la filosofía de Kaneki diciéndole que para ganar algo hay que sacrificar otra cosa. El mensaje de Rize es muy pesimista mirándolo desde el lado de los famosos libros de autoayuda (:v). La filosofía de vida Kaneki fue heredada de su madre quien murió por estrés. Con esto, Kaneki acepta su mitad ghoul y cambia en muchas de sus características. Tanto físicas como psicológicas. Ahora veremos a un Kaneki, se predice, muy diferente al anterior y con diferentes aspiraciones. Esto se nota al derrotar muy fácil a Yamori y luego comiéndose su kagune. El rechazo a la carne humana se fulmino por un cruce mental muy fuerte.




Conclusiones

Como dije, este anime no se reduce solo al gore (que se sabe que hay pero que no se muestra por la censura). No estoy muy seguro pero me parece que eso influenció a que veamos a este anime desde otra mirada. La sangre solo es un complemento en la espectacularización de la serie. En verdad, Tokyo Ghoul es una muestra de las transformaciones psicológicas de una persona. La combinación de una animación buena (dirección de Shuhei Morita bajo la marca del Studio Perrot; si, si, si, la misma de Naruto, Bleach, Beelzebub, XXX Holic, Paradise Kiss :v y el diseño de los personajes por Kazuhiro Miwa), la música, el guión (por Mikasano Chuuji) y el destacable papel de los seiyuus llegan a lograr hacer conexión en un buen grado de la experiencia de los protagonistas. Fuimos consientes de la determinación de Kaneki al resistirse comer carne humana y cuando cambió de personalidad fue una escena muy buena. Desde mi humilde opinión es uno de los animes más aceptables del año. Sin embargo, mi opinión es subjetiva y no necesariamente coincida con ustedes. Mi puntaje de 6.5 de 10. Saludos.

*PARA LEER LA CRÍTICA A LA SEGUNDA TEMPORADA DE TOKYO GHOUL, TIENES QUE HACER CLICK [AQUÍ]*