miércoles, 6 de mayo de 2015

CRÍTICA FINAL: Tokyo Ghoul √A


Me sorprende que la crítica que hice de la primera parte de Tokyo Ghoul hace ya un buen tiempo es hasta hoy, de las más leídas cada semana. Había decidido no hacer la crítica a la segunda parte de este mismo anime por el hecho de que fue una vil cagada. Perdonen por el lenguaje tan vulgar. Pensé que la mayoría iba a recapacitar e iba a dejar de ver la serie pero dicha entrada no deja de leerse (seguramente no tanto como la de otros blogs) y me sentí mal porque de alguna manera están leyendo información incompleta y al fin quien decide ver y pensar si es buena o no eres tú. Si coincides conmigo es ya otro cantar. Entonces, comenzamos con mi crítica a todo Tokyo Ghoul. (Si estas en la página principal dale click a LEER TODO+).


FICHA:

Estudio: Pierrot

Director: Shunhei Morita

Episodios: 12

Géneros: Seinen, Psicológico (¿?), Gore 

Año: 2015




Lo siento por la mayoría de fans que tiene este anime, trataré de que esto no sea lento y con dolor. Tengo que decir directamente que el anime me pareció un fiasco. Me explico. Yo, en mi primera crítica (que la puedes leer haciendo click [aquí]), había querido no chancar tanto a la serie que ya en ese tiempo había sido criticada a más no poder y de manera negativa. La mala adaptación que hizo el estudio Pierrot, la rapidez con la que sucedieron las cosas, no profundizar en las temas que debieron profundizar y dejarnos con las cosas inconclusas fueron algunos de los argumentos para calificar a la serie como mala alejándonos de las opiniones super subjetivas sin dejar espacio a la razón que adoraban a la serie como si fuera la biblia. Sin embargo, en mi caso no fue así, la serie no me pareció mala ni buena y no me gustaban las opiniones que reclamaban conclusiones en una serie que se predecía que iba a tener por lo menos una parte más. Entonces me preguntaba :¿Cómo pueden pedir conclusiones a una serie que aún no acaba? La idea con la que comencé a ver Tokyo Ghoul √A es que esta ahondaría más en las cuestiones existenciales, en responder las preguntas que nos dejó la primera parte, en analizar la psiquis de los personajes, su batalla en ser ghoul o humano; pero la segunda parte nos dejó con más dudas que la primera.

Tokyo Ghoul √A comenzó de alguna manera bien. Todas esas críticas que venían por el lado de la mala adaptación del manga se pretendieron solucionar cuando salió el anuncio de que el director del anime se iba a dar las licencias para desarrollar la serie como le parezca. Eso quería decir que no necesariamente iba a seguir la lógica del manga pero este fue un claro caso donde “el remedio fue peor que la enfermedad”. Para decirlo de manera simple: vemos Tokyo Ghoul √A y nos encontramos con una serie pesimamente dirigida.



Sin mucho rodeo, Tokyo Ghoul √A es el ejemplo perfecto de lo que no se debe hacer en cualquier serie. Repito: es un fiasco porque, para comenzar, ni siquiera tiene una historia. Si pensabas que una serie iba a ser buena porque te mostraba algunas gotas de sangre, iban a comer humanos y tendrá bonitos colores, no se puede estar tan equivocado. Tokyo Ghoul √A no tiene un objetivo. Casi todos los 12 capítulos son un sinfín de estupideces que no aportan nada a la trama y ni se dan el trabajo de crearla. Kaneki se va de Anteiku para irse a Aogiri sin una razón justificada. Simplemente se va y ellos lo reciben como si la nada ¿Para qué diantres Kaneki se iba a Aogiri? Muchos se pajeaban mentalmente y defendían la idea de que nuestro protagonista iba a destruirlos desde adentro. Hasta ahora muchos buscan una respuesta a esa pregunta pero yo ya me aburrí de buscarla.

Casi la totalidad de Tokyo Ghoul √A son capítulos random donde aparecían uno o dos personajes nuevos que venían como se iban con una velocidad impresionante que no aportaban ni un gramo al desarrollo de la serie. Por ejemplo: está el capítulo de las hermanitas que tenían solo un ojo Ghoul o cuando se fueron a una prisión de Ghoul’s para tratar de sacar a un chino musculoso o rescatar al aprendiz de Jack. Además de los personajes nuevos, algunos de los que ya habían aparecido la temporada anterior sin ningún desarrollo siguieron apareciendo en esta temporada y siguieron sin ningún desarrollo. Lo peor es que los mostraban al final de cada capítulo como para tratar de generar alguna emoción de duda, expectativa o misterio pero al final no fueron desarrollados, solo los mostraron y ya. Nunca sirvieron para nada estos personajes al anime.

¿Para qué nos llamaron? Si al fin ni hicimos nada. :(
Hubo tanto tiempo para poner cosas innecesarias en la serie y lo importante no era desarrollado para nada. Quisieron justificar ese inexistente desarrollo con algunas peleas igual de innecesarias pero justificadas ya que las peleas venden pues y había que llegar a los 12 capítulos. 

En un abrir y cerrar de ojos ya habíamos llegado cerca del capítulo final y ninguna de las cosas importantes fueron profundizadas: las cuestiones existenciales, saber sobre los orígenes de los ghouls, su tolerancia solo a la carne humana y al café, la aceptación por parte de la sociedad a esta vida, los intentos de los ghouls por encajar en un contexto que los discrimina, es más, la situación de los ghouls alpinchistas que no estaban en ninguna organización pero que convivían con los humanos, etc. Había toda una gama amplia de temas interesantes para desarrollar; sin embargo, toda la serie se encargó de mostrarte peleítas sin sentido, conversaciones simplonas sobre un viejo de pelo blanco de la temporada pasada que fue mostrado al final como un padre ejemplar pero durante todas sus actuación anteriores había sido mostrado como un tío psicópata que solo vivía para matar ghouls, un protagonista huevón que vivía por vivir, que no sabía porque estaba en donde estaba, no sabía que hacer y como hacerlo; limitarte la explicación de la vida de un ghoul en el espacio cerrado de un café. Si la temporada pasada nos había mostrado constantemente las discrepancias de las organizaciones ghoul de los diferentes sectores, esta vez las discrepancias fuertes eran con las CCG. 

Además de la historia, ningún personaje fue debidamente desarrollado. Muchos capítulos trataron de la hija del loco de pelo blanco y era una historia que A NADIE LE INTERESABA. Carajo Pierrot, háblame de Kaneki y los demás. Se tiraron como 3 capítulos en ella mostrándonos casi un shota entre Amon y la hija del loco; mientras que a los de Anteiku los dejaron para el final y no los desarrollaron casi nada. A decir verdad, tampoco es que Amon haya sido desarrollado de buena manera. A los importantes los dejaron de lado por tipos y tipas que no daban ninguna consistencia argumental. 

Lo único que me gustó fue creo el capítulo ante-penúltimo. En donde la inevitable batalla entre ghouls y la CCG se iba a librar. Ahí dan un pequeño recorrido de algunos personajes. Nos presentan a sus familiares y el temor inevitable al enfrentarse a la muerte y estuvo acompañado de buena música de fondo. Cuando hablaron del “Ghoul de un solo ojo”, el viejo Yoshimura, también me pareció chévere. Tuvo una historia completa, tenía experiencia. La cagaron cuando apareció su hija siendo oooootro personaje más que sale de la nada para hacer nada. 


Por último, ni en las peleas estuvieron bien. Las mechas más bacanes no las hicieron y las transformaciones las dejaron inconclusas. La pelea Kaneki – Arima iba a ser de las más importantes, la que definía muchas cosas. Sin embargo, el director, el estudio y los demás del staff tuvieron la “ideota” de no hacerla. 

Comenzaron planteando una historia que supuestamente se iba a sostener sola pero la mandaron al carajo y más bien hicieron inevitable leer el manga, no solo para sacarnos el mal de boca sino también para saber que mierda pasó con lo demás. ¿A quién tirarle barro por hacer algo que podía tener futuro pero más bien la desgraciaron? ¿A Pierrot, la destroza series por excelencia? ¿Al staff y su inexperiencia? ¿A nosotros por enaltecer tanto esta obra? 

El OST no es malo. Hay algunas cosas que quedan pero si hablamos de música en Tokyo Ghoul necesariamente recordaremos el opening de la primera temporada. Les gustó a muchos, me gusta a mí, la escuché un huevo de veces el año pasado y cuando espero el opening de la segunda temporada me salen con una canción rompe oídos y afloja estómagos. La canción te puede gustar, pero a mí me pareció horrible. Punto final en ese tema. El ending también me vaciló. Lo mejor que pudieron hacer es recordarnos el opening anterior y la parte final del último capítulo nos lo dieron con un acústico de la banda original muy bueno. Y esa escenita también me gustó aunque nada ya podía salvar lo malo que resultó la serie.



Opening 01: Unravel - TK from Ling Tosite Sigure




Opening 02: Munou - Österreich




El tema de los seiyus nunca me pareció malo. Solo que fueron mejor explotados en la primera temporada. Hubo muy pocas reacciones en la segunda temporada a diferencia de los momentos de desesperación y frustración de la primera, esos momentos en los cuales los seiyus demuestran porque trabajan en esto se demostró en el Tokyo Ghoul del año pasado. Desperdiciar la voz de Mamoru Miyano en la segunda parte (a diferencia de la primera donde tuvo más participación), es desperdiciar como trabaja un genio.

El tema de la animación no me pareció mala a grandes rasgos. Comenzó bien la verdad pero no supo mantenerse en los dos casos. Lo bueno fue que la mayoría fue animación clásica y no atajos horribles usando demasiado CG.

En conclusión. Tokyo Ghoul proponía algo interesante. Sigo defendiendo la primera parte. Era algo así como Steins; Gate (salvando las distancias claro está) en donde nos llenamos de preguntas la primera parte para desarrollarlas en la segunda. Es por eso que durante la crítica hago distinciones entre ellas. Pero al igual que establecemos diferencias entra las temporadas del anime, es necesario establecerlas con relación al anime y el manga. Sencillamente es otra cosa y es mucho más recomendable leerlo que verlo. Tokyo Ghoul termina siendo una historia pobre, técnicamente mal llevada así como argumentalmente. No había relación entre un capítulo y el siguiente, solo sostenible por el paso de tiempo en esperar un capítulo cada semana. Preguntas, trama e historias inconclusas, personajes poco o nada desarrollados, escenas inútiles gracias a una mala dirección y al estudio. Lo hiciste una vez más Pierrot, sigue haciendo Naruto y no jodas.