domingo, 28 de diciembre de 2014

CRÍTICA: Jojo´s Bizarre Adventure The Animation.



"Jooooooooooooooooooooooojo...!!!"
Una animación fuera de lo normal acompañado de un diseño de personajes peculiar, diálogos exquisitos, exageraciones que funcionan aportando a la trama del anime; y podría enumerar muchas cosas que se me vienen a la cabeza con Jojo’s Bizarre Adventure (http://jojo-animation.com/). Esta es mi visión de este anime que ya de por sí recomiendo.

Jojo´s Bizarre Adventure forma parte de un manga creado por Hirohiko Araki publicado desde 1987 y que hasta ahora sigue saliendo con más de 180 volúmenes pasando por varias revistas. Con lo que respecta al anime, lo primero que salió fueron dos adaptaciones en forma de OVA del tercer arco: Jojo´s Bizarre Adventure Stardust Crusaders que tendrá un remake de la segunda parte el año que viene... es por ello que este escrito es como una especie de apertura a lo que espero para el siguiente año. Para poder entender el tercer arco es necesario conocer los dos anteriores ya que se utilizan ideas, conceptos y flash back basados en los dos primeros arcos que vio la luz como serie animada recién el 2012. Sobre ellos es lo que escribiré en esta ocasión.



Estos primeros arcos están compuestos en la serie mediante un solo nombre: Jojo´s Bizarre Adventure The Animation. Lo digo para que no haya equivocaciones. Sus nombres son: Phantom Blood y Battle Tendency y en si la trama gira en torno a las generaciones de la familia Joestar. El primer arco de la historia (Phantom Blood), se refiere a la historia del primer Jojo: Jonathan Joestar. Jojo es el compuesto por las dos primeras silabas tanto de su nombre como de su apellido.


  
Jojo´s Bizarre Adventure The Animation: Phantom Blood.

Este arco es el primero del anime y como ya expliqué, relata la historia de Jonathan Joestar, el primer Jojo, en la Inglaterra de 1880. Y es a partir de su “aventura” que la trama se va armando no solo para su caso sino para todos los Jojo's posteriores, además de que este contiene aspectos muy buenos que no hay en otros arcos.

No haré una narración de lo que trata, gastaría mis dedos escribiendo y debe haber un montón de páginas que lo hagan. Es más, el mismo Wikipedia hace un resumen que explica con detalle lo que trata el anime, en este link lo pueden leer: http://es.wikipedia.org/wiki/Phantom_Blood. Nos centraremos en analizar el contenido mas no a narrarlo. Si desean entender, es necesario o ver el anime o leer algunas reseñas. De hecho, lo primero es lo ideal.

David Production (http://davidproduction.jp/) fue la compañía encargada de la producción de Jojo’s Bizarre Adventure y Kenichi Suzuki fue el director. La animación según veo en “MyAnimeList” es de Komino Masahiko. En realidad desearía saber quién fue el encargado de la animación junto con Eriko Murata 
quien al parecer dio los colores a la serie porque de fe, si los veo, les doy un beso a cada uno. Los personajes varones en la serie están dotados de una musculatura sobresaliente, un clásico en los animes tipo shonen. En sí, la animación es diferente a lo que vemos en la actualidad. Jojo’s Bizarre hace recordar a esos animes para chibolos de antaño en la cual la musculatura reflejaba el poder que tenías y no los poderes mágicos como los de ahora: Naruto, Blech, Fairy Tail y otros más. Solo la porquería de Toriko hizo algo parecido pero ese anime da pena. El punto es que estos personajes son ridículamente musculosos, además, muchas veces cuando estos personajes aparecen en escena, lo hacen con distintas poses muy extravagantes. Me preguntaba ¿por qué carajos hacen ese tipo de poses como si estuvieran en un concurso de físico culturismo? De hecho, no hay una respuesta a eso, simplemente es genial. Estos aspectos más que empeorar a la serie les da un toque de originalidad y enaltece a los protagonistas. Otro punto característico de la serie son los colores. No sé de nada de arte si no, sabría como se llama ese efecto en la cual la animación solo tiene los colores rosado o amarillo o verde o anaranjado y acompañado con sombras, leí por ahí que es un estilo cómic. Todo esto tampoco es un punto negativo de la serie haciéndole perder el sentido. Normalmente estos colores aparecen en las escenas de peligro en la cual los protagonistas gritan. Y les digo, los personajes GRITAN y GRITAN MUCHO o cuando ponen cara de WTF. Me olvidé sacar la cuenta de cuantas veces Robert Speedwagon grita. De hecho este personaje que tuvo como seiyu a Youji Ueda es el quien grita más en todos los 26 capítulos y cuando lo hace es completamente épico aunque depende quien seas te puede estresar.


Los personajes es otro punto a favor y la trama es muy fácil de entender. En este tipo de animes el argumento no necesita ser tan profundo, no es el objetivo necesario de un shonen y los personajes son muy acordes a esto. Sin embargo las personalidades de los personajes son diferentes según el arco y eso es fascinante.

En Phantom Blood es muy marcada la idea del honor que tienen los personajes. El deseo, las motivaciones, las acciones son dirigidas por la importancia que los personajes le dan al honor ya sea como hombre, como caballero, el honor familiar, etc. En la mayoría de las escenas, las disputas giran en torno a cuestiones de este valor. Deseo dejar muy en claro eso ya que esto es también respuesta a la época en la cual suceden los hechos que son finales del siglo XIX de Inglaterra donde la sociedad en sí era regida por cuestiones de honor y en donde Jojo y Dio no son ajenos. En sí la personalidad de Jonathan Joestar es condicionada por este valor. La intervención de Will Zeppeli es fundamental y es lo que faltaba en esta parte del anime. Los personajes, a pesar de caer muy bien, habían mostrado poca gracia o algo así. Will aportó risa y era la imagen del maestro que a muchos nos vacila además de su look y por supuesto su bigote.




La última cuestión que deseo resaltar dentro de muchas que puedo es el guión que genialmente fue elaborado por Shinichi Inotsume. Este guion también pretende adaptarse a la época, al espacio de la historia y los personajes a la vez también son condicionados por ello. Es por eso que los diálogos en Phantom Blood te hacen suponer entre comillas que la historia se desenvuelve en ese tiempo. ¿A que miércoles me refiero…? El “libreto” de los personajes está completamente repleto de metáforas y frases exageradas que entre comillas demuestra una “actitud caballeresca”. Tienen un lenguaje muy florido y sus acciones son comparadas con aspectos de la naturaleza por ejemplo. El guion ocasiona en el quien lo escucha le de no sé si risa, gusto, odio o lo que sea pero de hecho amas cuando hablan así. Es como cuando tu amigo trata de hacerse el intelectual usando palabras difíciles y tú lo callas porque más bien parece un idiota. Aquí es todo lo contrario: ellos hablan así porque entre comillas así hablan en dicha época y porque en vez de odiarlos, los amas.

Ahora lo malo. A veces me decía que no quisiera que acabe el arco. Muchas cosas me gustaban, sin embargo, no me agradaba mucho que Dío supuestamente muera pero en verdad no moría. Las batallas a muerte entre Jojo y Dio son muchas y en todas sale victorioso Jojo terminando con la idea de que ya había sido derrotado pero no, Oh! Sorpresa, Dio se las arreglaba para seguir viviendo. Tal vez si el arco hubiera sido más largo no hubiera sentido mucho ese aspecto, en todo caso, no hubiera habido muchas peleas que parecieran cada una como la final. Y en el desenlace del arco no me gustó por qué no me pude responder la pregunta de que si era de verdad que Jojo no podía usar ni un carajo de hamon para derrotar por fin a Dío. Bueno, si si, es verdad, el ataque de Dio jodió la garganta de Jojo pero fue tan simple lo que hizo que me dio la sensación de que podía hacerlo hace mucho y derrotar a Jojo de una vez y no me convenció la explicación que da luego Dire Straits. Ahí lo dejo.



Jojo´s Bizarre Adventure The Animation: Battle Tendency.  

En esta parte me voy ahorrar todas las explicaciones del staff de realizadores.
 
En Battle Tendency el protagonista cambia pero no la familia. Ya han pasado como 50 años y el nuevo Jojo es Joseph Joestar quien, para terminar la referencia, tiene una personalidad muy distinta a la de su abuelo Jonathan Joestar. Inclusive el lugar es diferente; ahora estamos en New York en las vísperas de la Segunda Guerra Mundial y por ende las costumbres han cambiado. Para esta segunda parte ya no encontraremos esos diálogos tan épicos que fueron característica del primer arco, era obvio que no existan; ya no están en un contexto caballeresco sin embargo no lo necesitaban. El lenguaje era de una forma dependiendo de los personajes que estaban en un contexto y tiempo determinado. Estos nuevos personajes tienen comportamientos distintos a comparación del arco anterior pero también fueron abordados muy bien.


Joseph Joestar es el clásico tipo matón, despreocupado y que carece de esa idea tan latente en los personajes del anterior arco: el honor. Es más, este valor pierde mucho de importancia en Battle Tendency. En Phanton Blood el honor se evidenciaba de muchas maneras como lo describí anteriormente. En este nuevo arco no es tanto asi. El nuevo protagonista librará sus batallas en un inicio por la memoria de su abuela aún viva o la de su tío putativo, luego esa idea cambiaría ya que el peligro no solo atenta contra la integridad y honor de su familia sino en la salvación del todo el mundo.

Este Jojo personalmente me agrada más que el anterior. El primero basaba sus acciones más que otra cosa en cuestiones axiológicas (lo digo porque también había un peligro mundial por así decirlo pero a mi parecer no se sintió mucho como si lo hizo la cuestión del honor en sus matices distintos) y los ejercía gracias a su fuerza bruta y por supuesto gracias al hamon. Este nuevo Jojo no solo lo domina innatamente sino que también es muy inteligente. Joseph es muy audaz y lo sabe plasmar cuando lucha. Su manera pícara de librarse de los problemas se ve genial. Este tipo es confiado, fresco y sabe analizar bien el lenguaje no verbal para predecir los movimientos de su oponente. Me parece algo clásico su frase: “Ahora dirás…”. xD xD xD xD xD 


 
César Zeppeli es el co-protagonista de este arco y es quién aún mantiene el honor familiar no basado en hechos coyunturales como el de “insultaste a mi abuela” sino en el honor familiar basado en su propia historia, su linaje. César es nieto de Will Zeppeli quién luchó junto con Jonathan y se sacrificó para derrotar a Dío además que gracias a eso su familia es prácticamente expertos en el uso del hamon. Este es un personaje interesante ya que ayudará en la evolución de Jojo además de evolucionar él mismo, aunque prefiero a su abuelo. 

Punto aparte un personaje que secundariamente me agradó es el Nazi Rudol Von Stroheim quien se presenta como el arquetipo del clásico nazi pero que aunque no parezca, es parte importante dentro del objetivo de la derrota del mal. Rudol aparece en el momento más indicado para salvar a la tierra. Parece insignificativo pero aparece en el momento y sitio indicado.

En esta parte igualmente lo que no me gustó mucho fue el desenlace ya que la pelea final desde mi perspectiva no estuvo tan buena como las anteriores e inclusive hasta salen victoriosos por una casualidad poco convincente; aunque la personalidad de Jojo se lució nuevamente. Ya casi cerrando, los openings estuvieron buenos al igual que el ending. El opening de la primera saga fue "JoJo (Sono Chi no Sadame)" (ジョジョ~その血の運命~), interpretado por Hiroaki "Tommy" Tominaga, mientras que el del segundo arco fue "Bloody Stream", interpretado por Coda. Para ambas sagas, el ending de la serie fue "Roundabout", single de la mítica banda británica Yes.



Para finalizar. Seguramente para los que ya vimos la serie en su totalidad, la mayoría habrá quedado bien al terminar la serie. Cae muy bien si te gustan los animes Shonen y más si te vacilan más los tipos clásicos. Además, su nivel de ridiculez se muestra del tal manera que gusta. En este anime encontrarás vampiros, zombies, aztecas, magia, nazis, hombres biónicos, caballeros ingleses, golpes, gritos, sangre, poses ridículas. Podría terminando calificando a esta serie como “una buena mierda” (Y).