viernes, 2 de enero de 2015

Perdiendo mi tiempo haciendo una crítica a ALDNOAH.ZERO


Como ya comienza una nueva temporada de animes, creo que es justo y necesario –como lo he venido haciendo– hacer algunas críticas de algunos animes que tendrán segunda temporada para que más o menos, para bien o para mal, se decidan verlos o no desde el inicio. De hecho mi opinión es tan válida como la opinión sobre el sistema capitalista hecha por un mono perdido en el mercado central de Lima, así que no pretendo decirte una verdad. Mi opinión es tan subjetiva como cualquier otra.

El título es muy sugerente. Aldnoah.Zero (http://www.aldnoahzero.com/) es un anime del tipo mecha que se estrenó el año que acaba de terminar y al comenzar su segunda temporada, empaparé mis hojas de papel con tinta que reflejen las percepciones que me dejó este anime.

Aldnoah.Zero estuvo producida por los estudios A-1 Pictures y TROYCA, conocidos por trabajos como bla bla bla. Su director fue Ei Aoki, Takako Shimura fue el responsable de los diseños de los personajes y la música estuvo compuesta por Hiroyuki Sawano. El opening fue encargado para las casi siempre geniales chicas de Kalafina quienes otra vez desde mi subjetividad se lucieron.

Me ahorraré muchas cosas si digo desde esta introducción que la serie me pareció mala. ¡Dios de los presos arrepentidos! No me acuerdo de una serie que haya visto anteriormente en la que haya tenido que sufrir tanto para acabar 12 episodios. Me quedaba dormido casi en todos los capítulos y cuando despertaba me daba cuenta que me había pasado 2 capítulos por quedarme “jato” y tenía que retroceder el DVD.
 


Como es una crítica, no desgastaré mis dedos haciendo una super reseña pero si tendré que comentar algunas escenas para explicar bien lo que quiero transmitir. Con eso digo que haré spoilers chibolos pulpín. Pero tranquilos, esas partes lo subrayaré de rojo para que si no deseas leerlo, no lo leas. Igual, trataré que todo se entienda bien sin la necesidad de leer los spoilers.

Aldnoah.Zero parece plantear desde el principio dos protagonistas –Inaho Kaizuka y Slaine Troyard–. Los dos son de la tierra y esto es importante mencionar ya que la trama gira en torno al conflicto bélico entre la Tierra y Vers (Marte para los terricolas) iniciada por el supuesto asesinato de la princesa de Vers, Asseylum. Slaine era como el que le hacía la guardia a Asseylum mientras estaba en Vers. Cuando Asseylum pasa sus primeras horas en la tierra, sufre un atentado dirigido por representaciones de la tierra para asesinarla y entre comillas lo hacen. En sí, entre comillas está todo ya que el atentado estuvo orquestado en verdad por algunos “tipos” de Vers y porque la persona que efectivamente murió no era la princesa, era una doble. Este supuestamente asesinato fue la excusa perfecta para que Los Caballeros Orbitales (estos son los que llamo los tipos) inicien una guerra en la cual tienen todas las de ganar. Estos tienen mejor tecnología y una mayor fuente de energía gracias al Aldnoah. Entonces, ¿para qué carajos quieren invadir la tierra? Muy simple. Según las declaraciones de algunos personajes, el sistema social y económico que manejan es el de tipo feudal. Para los que saben un poquito de historia podrían afirmar que, de entre todo lo que significa el feudalismo, podemos decir que este basa su poder en la manutención de tierras. O sea, mientras más tierras conserves, más poder tienes. Y las tierras las quieres básicamente para la agricultura ya que Vers (Marte) no fue bendecida por la exquisitez de los alimentos que si hay en la tierra. Ahí está, ese es mi super resumen de Aldnoah.Zero. Esperen, no estoy haciendo broma. El único argumento que da el tipo que explica el por qué de invadir la tierra sucede cuando saborea un “pájaro que no puede volar, que es muy rico y es de la tierra”. 



Hablando de la trama, el sistema que supuestamente se maneja Vers es muy discutible. Uno de los factores mundiales que introdujeron el nuevo sistema capitalista en vez del sistema feudal fue el crecimiento de la tecnología. O sea, no avanzas tanto creando robots super fuertes con rayos lasers, invilización y capas protectoras para cultivar papás y zanahorias. Eso no es lógico. El planeta de Vers dice sustentarse bajo un sistema feudal que de hecho es un sistema desfasado y por sobretodo, que necesita reunir algunas condiciones para decir que es feudal pero Vers no los tiene. Más fácil, no puede haber máquinas como las que tienen en un sistema feudal. No porque haya reyes y utilicen categorías sociales como “condes” tiene que asemejarse al feudalismo. Si es que no lo saben, aun existen reyes en países que ya no son para nada feudales o medievales: Suiza, España, Bélgica, Inglaterra, Holanda, etc, etc, etc. ¿Y si los conceptos que se manejan ahí no son los mismos que se manejan en la vida real? Bueno, entonces se hubieran dado el tiempo para explicar cómo es su supuesto feudalismo en ese Vers.

Quisiera hacer un pajazo mental más sobre eso. Esto lo del “Aldnoah” se parece mucho a lo que es el cuarzo en Broken Blade (una serie también mecha que se estrenó como serie este año). Ese mundo si era ambientado en un tiempo más parecido al medievalismo y la utilización de robots, en el caso de ese anime, solo se usa para el conflicto entre naciones. La diferencia es que no es para mantener un sistema económico como al parecer si lo hace Aldnoah.Zero. Saben, al fin ni importa eso ya que no es lo central en la historia. El anime recorre más o menos lo que tienen que hacer los terrícolas para sobrevivir al ataque de los tipos de Vers.
 

Por el lado de los terrícolas, están mal con sus robots obsoletos (que no me acuerdo como se llaman) que siempre son derrotados. Ves desde el principio las peleas entre los mechas de Vers y los de la Tierra y se demuestra una diferencia descomunal. Los territorios son destruidos (-_-¡). Supuestamente el argumento final era apoderarse de los territorios de la tierra pero desde el principio estos lugares son borrados del mapa en menos de un segundo. No entiendo ni un carajo…!!!

Entonces, te encuentras en una situación en la cual cada vez te quedas sin armas para luchar y ves como tus mejores hombres yacen muertos en los territorios de conflicto. Los únicos que van sobreviviendo son hombres y mujeres con ningún tipo de experiencia bélica y chibolos de instituto que practican sus pelean en robots de adiestramiento. Esos, los que te dan para que practiques. Dentro de esos tantos grupos, hay un grupo de más o menos 5 o 6 jovencitos dispuestos a darlo todo. Y dentro de ellos está el salvador: Inaho Kaizuka. Un pibe de 16 años que no habla mucho. Tiene amigos pero es reservado… Inaho es el clásico chico que se hace el interesante. Tiene una mirada que no expresa nada que nunca cambia y sus actitudes de alguna manera crean un respeto hacia él desde sus compañeros. 
¬ ¬...!!!


No me acuerdo exactamente como llaman a este tipo de personajes pero, Inaho es “el puto amo”. Este tipo tiene la capacidad para armar una estrategia en menos de un segundo. ¡Aguanta tu coche¡ no es un Shikamaru pero de manera ridícula es capaz de vencer a mechas con mucha más capacidad que la lata que maneja. Y es que es de verdad. La tecnología terrícola es muy pero muy inferior a la de Vers e Inaho solo utiliza su robot anaranjado que es utilizado en las pruebas de la academia. El punto es que Inaho crea algunas estrategias que no son muy convincentes y la suerte suele darle al clavo con él. Cuando el super robot comandado por algún “Caballero Orbital” se revienta a más de 15 soldados en menos de 5 segundos, cuando llega con Inaho, justo se les da de darse un discurso de 5 minutos para decir que es el mejor y muchas estupideces más. Lo que miles de soldados entrenados por años no pueden hacer en cada capítulo, lo hace Inaho en dos minutos. Esto no puede ser más irreal a pesar de ser una animación. Es más, es estúpido. 
 
Por cuestiones del destino la princesa Asseylum que no había muerto se une con los terrícolas quienes acceden al pedido de ayudarla a transmitir el discurso que evidencie que ella no está muerta y que por eso la guerra debería parar. Como todo está construido por los “caballeros orbitales” y a pesar que el discurso logra salir luego de muchos capítulos, esto no sirve para nada. Eso fue lo único que me gustó del anime, el final. Pensabas que todo iba a terminar, pero no. Todo lo contrario. El conde Saazbaum, el más más de los “caballeros orbitales” y armador de todo los sucedido en el anime se achora en demasía y decide bajar el mismo, también por la motivación que le generó la muerte de su esposa Orlane en la tierra por la Heavens Fall, a sacarle la entremadres a todo terrícola.
 

Lo malo es que una vez más Inaho logra vencer a un veterano de guerra con mejor máquina que él con estrategias muy simples dignas de un niño de 10 años de edad armando un rompecabezas. Aun así, la batalla deja 1000% más herido a Inaho de lo que le dejaron con todos los que luchó anteriormente. La princesa quien también quería intervenir en la guerra y no ser una inútil como lo fue en toda la serie, murió.

La princesa “muere” de un balazo (JAJAJAJAJA) e Inaho también pero no de la misma persona quien mató a Asseylum y es aquí es donde aparece el desaparecido Slaine. ¡Oye causa! La hiciste brother. Nunca me he puesto tan feliz cada vez que matan a un protagonista. Solo faltaba que Slaine se suicide y la hubiera puesto dentro mis mejores animes. ¡Por la sarita! Slaine había sido un inútil en cada uno de los doce capítulos. Solo aparecía para que lo maltraten. No ataba ni desataba.


Finalizando, no necesito repetir que este anime no me gustó en lo absoluto pero igual lo repetiré: este anime no me gustó en lo absoluto. Tiene muchas inconsistencias históricas para ser un anime que se atreve a utilizar conceptos históricos. Sin embargo, hablando de lo bueno: La animación de los paisajes si es algo que se debe resaltar y felicitar, la verdad está muy buena; A-1 Picture nuevamente lo hizo y lo supo mantener en todos los capítulos. Los diseños de los personajes fueron elaborados con cuidado (la princesa está como se la quiere) y la utilización del CG para los robots es muy bueno ya que no se notan tan descaradamente falsos como en otras producciones; aunque siempre preferiré los métodos clásicos; la banda tiene cosas sobresalientes y el opening de Kalafina me gustó, (te amo Kalafina :3). Con eso digo que el staff no era tan malo, es más, era bueno. El desarrollo de la historia si fue lo lamentable. Una pena por el director y los guionistas. Aparte de la trama general, las historias individuales no generan absolutamente nada. Ni los protagonistas ni los personajes secundarios muestran algo interesante. Algunos personajes se ven influenciados mucho por huellas del pasado que no logran calar en quien ve la serie ya que no saben como transmitirla. La muerte de uno de los compañeros de Inaho no transmite nada porque nadie de nosotros conocía al tipo y después de ese capítulo nadie se acuerda de él; y me pareció tanto pesada el trauma de Kouichirou Marito por el homicidio de su amigo. No genera nada, muchas muertes en plena guerra NO GENERARON NADA. Ni siquiera me tocaron mucho las “muertes” (habrá que ver si de verdad murieron) de los protas más allá de los sorpresivo que fue.



No sé si hay manga y si hay no lo voy a leer. Me veré la segunda temporada. Bueno, me han dicho que esta temporada estará mejor. No sé si sea cierto eso pero no la seguiré cada semana. Esperaré que termine la temporada para verla de un solo golpe. Y la veré para no quedarme con los conocimientos inconclusos. La verdad no recomendaría ver nada de este anime pero no soy alguien para decirte que es lo que sí o no deberías ver pero solo lo recomendaré si te gustan los mechas.

Puedes estar completamente en desacuerdo con mi publicación. Abajo puedes escribir que te pareció.