sábado, 24 de enero de 2015

Primeras Impresiones: Death Parade

Death Parade (http://www.deathparade.jp/) hasta ahora me parece el estreno más decente, me puedo estar precipitando pero creo que puede ser de los mejores estrenos de la temporada. Además de ser de un género por mucho interesante para mí, el argumento de Death Parade me parece que puede dar muy buenos frutos. Habrá destrozos psicológicos, ambiente oscuro y su toque de sangre. Para mí, basta y sobra con una serie para que me enganche. Pero bueno, estas son mis primeras impresiones a Death Parade.



Antes del lanzamiento del anime, el 2013 salió una OVA llamada Death Billiards en este famoso proyecto Anime Mirai y el cual es la base de la elaboración de la serie. Death Parade fue elaborado por mi casa del terror favorita: MAD House; el director, el creador original y la composición está en las manos de Yuzuro Tachikawa, quien ralizó las mismas tareas en la OVA original. Después de un tiempo, la serie tuvo la aprobación para que ahora se haga una serie de 12 capítulos en la cual sigue fiel a la temática de dicha OVA y también participan los mismos personajes.

La historia se centra en un bar que es como una especie de limbo entre el cielo y el infierno en donde van a caer personas que acaban de morir. En la OVA sucede el caso de una pareja conformada por un viejo y otro tipo, pero en lo que va la serie solo se han presentado parejas mixtas. Las personas que terminan en el bar no saben que están muertas ya que no recuerdan los acontecimientos inmediatos al de su muerte, solo se dan cuenta que aparecieron en un asesor que los llevó al bar, el bar Queem Dekim. Las parejas que aparecen en el bar siempre tienen o tenían algún tipo de vínculo ya sea amoroso, amical, familiar, etc. Si eso ya de por sí (para aquellas personas) es desconcertante, la cosa no termina ahí porque apenas hacen un rastreo al lugar, se topan con la presencia de un tipo pálido, con un ojo tapado y sin expresión alguna que les da la bienvenida presentándose como el bar tender o el camarero del bar como si su vestimenta no lo delatara. Sus padres lo querían mucho, por eso le pusieron el nombre de Dekim. Luego de la presentación viene la pregunta clave para que el anime funcione: -¿recuerdan algo de cuando llegaron acá? Luego que la respuesta sea negativa se procede a enumerar las reglas de la casa: "1) No podemos responderle a la pregunta de qué lugar es este, 2) En este momento, ustedes paraticiparán en un juego, 3) El juego lo eligirán con una ruleta (aparece la ruleta), 4) El juego se realizará apostando la vida, 5) Y no podrán salir de la tienda hasta que termine el juego". Cuando aprietan el botón que hará girar y parar la ruleta, la salita del bar se transforma en la sala del juego elegido al azar y ahí comienza la masacre.


Eso solo es lo suave y todo tiene que estar a ritmo para que lo último suceda. Las parejas no recuerdan nada, es imposible salir del lugar, Dekim es como un Riuk porque no les piensa decir nada de lo que pasa y solo tienen que limitarse a jugar. Es tonto cuando las parejas deciden jugar arriesgando todo sabiendo que el que pierda será mandado probablemente al infierno y el que gane viva por la fuerza del amor pero luego es muy interesante cuando todo eso cambia y los conflictos psicológicos se enfrentan. No explicaré como suceden los hechos pero por ejemplo, la primera pareja juega a los dardos donde las partes del tablero representan a partes distintas del cuerpo de la otra persona. O sea, si la mujer tira el dardo y se incrusta en la parte del tablero que representa a los músculos del corazón, el hombre sentirá el dolor como si se lo hubiesen tirado en verdad a él. La serie juega muy bien con eso ya que es fácil relacionar el generar dolor a otras personas con distintos sentimientos como la envidia, la venganza, el resentimiento, la mentira, etc. Entonces, lo que puede ser el inicio de una prueba en la que la fortaleza para superarla se sustenta en la fuerza del amor, termina siendo una batalla entre ellos sacándose a la luz verdades ocultas pero no al nivel de un programa de Laura Bozo.

Las parejas poco a poco van recuperando sus recuerdos y ante la desesperación por el dolor y sobretodo la cargar psicológica del momento no les importa sacarse la mierda en esos dos aspectos. Pero como todo tiene su final, un punto clímax llega cuando recuerdan el momento en el que murieron; seguramente por un accidente, y es ahí donde se dan cuenta de que nada de lo que hicieron sirvió. Dekim como es el troll de la serie, les dice que sí, de verdad ellos ya no están vivos y que el juego en sí no era para salvar a uno de la muerte, sino que en realidad el lugar es una suerte de balanza en donde se juzgaran los actos de tu vida real. Luego de ello, son mandados a un lugar distinto que no me termina siendo muy claro a pesar de que posteriormente hacen una pequeña explicación. En el primer capítulo tu podías reducirlo en quien es más malo que el otro pero, en el segundo caso no me pareció tan fácil. Una cosa, esos dos lugares, me parece que ninguno es el cielo: el primero es un lugar en donde podrás reencarnar en no sé qué y el otro un lugar donde te pudrirás pero no necesariamente en el infierno. Esto me parece algo flojo por que la serie te dice que serán juzgados por los actos de su vida real pero solo nos muestran un episodio de sus tan largos años. Pero bueno, iba a ser imposible recordar todos los actos negativos de la vida de alguien, sin embargo aún esa parte no me convence. Además, no necesariamente hay conflictos dolorosos, el tercer capítulo es un claro ejemplo. Cada persona se va siempre a un lugar diferente pero no necesariamente antes de aventaste la madre uno al otro. Eso me parece muy bueno ya que el capitulo puede terminar afirmando la crisis entre la pareja o perdonanse uno al otro teniendo una cita en el mismo bar.


Luego, si ya terminaste de leer todo esto, es muy probable que no sirva de nada ya que el segundo capítulo es casi casi una reseña de lo que trata la serie: no hay pareja, aparecen dos flacas donde al parecer una es la jefa del bar y la otra es la nueva empleada. Sin embargo, hay cosas que las tendremos que descubrir al avanzar los capítulos y tienen que hacerlo ya que los que están en el bar no solo serán ellos tres, son como 6 o 7 personajes de la cual espero no sean solo relleno y que el anime trate solamente de parejitas que vienen y se matan entre si, sino que estos personajes se desarrollen. Conocer bien cómo funciona ese mundo, como llegaron ellos, porque aquellas personas llegan ahí, por qué el tipo del bar se peina así y por qué colecciona maniquíes son cosas que no se pueden quedar en el aire. 

Las cuestiones técnicas están bien. Es muy precipitado rajar por la dirección, el diseño de los personajes es bueno aunque no me gusta que sus bocas estén muy abajo (que estúpido), los colores son buenos y tampoco es que utilicen mucho ya que es un ambiente cerrado y predomina el morado y sus matices, lo que si es excelente es la iluminación del ambiente y de un paisaje que aparece en uno de los capítulos. Sobre la música supongo que no será tan buena ya que no me acuerdo ninguna melodía, aunque cuando la vuelva a ver seguramente encuentro algo. El coro del opening titulado Flyers del grupo Bradio me pareció tan saludable como una patada en los "huevos". El ending está mucho mejor, se llama Last Theater de Naois Cell.

En fin, Death Parade es de las muy pocas propuestas en esta temporada sobre temas psicológicos. Es una batalla constante contra uno mismo y contra la persona con quien tienes un vínculo fuerte y si fuera poco, tienes la presión de dividir tus acciones entre la vida y la muerte. Pienso que la vida misma es fuente de creatividad infinita. Death Parade utiliza ese clásico concepto del lugar entre el cielo y el infierno pero los conflictos personales es lo que resaltan más. Sin más, lo recomiendo.