lunes, 11 de mayo de 2015

CRÍTICA FINAL: Zetsuen No Tempest



FICHA: 



Estudio: BONES

Director: Masahiro Ando

Episodios: 24

Géneros: Fantasía, Drama, Romance

Año: 2013


Zetsuen No Tempest es un anime basado en el manga del mismo nombre publicado desde el año 2009 creado por Kyou Shirodaira. La serie puede dividirse en 2 arcos que no sé como carajos llamarlos. El primer arco es la lucha de los protagonistas en contra de Samon, quien quiere revivir al árbol del Éxodo y el segundo arco tratan de destruir al árbol del génesis. Espera un momento, ¿cada arco trata de destruir un árbol? Sí, de eso va más o menos la trama de la serie. Te lo explicaré un poco mejor.


Es algo complicado escribir una reseña pequeña donde quepan todos los hechos que suscitan en Zetsuen No Tempest. Más allá de criticar la serie misma debemos reconocer que este anime es complejo en el sentido de que crean su propia "mitología", sus personajes actúan en torno a ello, hay muchos giros en la historia, los hechos suceden en lugares muy distantes entre protagonistas, etc. Pero lo más trascendente es lo primero. Para entender a Zetsuen No Tempest hay que entender lo que ellos presentan como el origen de las cosas, su génesis.

Como decía Jack el destripador: "vayamos por partes". Les mandaría a leer a Mircea Eliade para entender lo que significa la palabra mitología pero como no va al caso recurriremos a nuestro fiel amigo Wikipedia que dice que: "Los mitos son relatos basados en la tradición y en la leyenda, creados para explicar el universo, el origen del mundo, los fenómenos naturales y cualquier cosa para la que no haya una explicación simple". Ya, la serie crea su propia mitología, no super original de hecho. Se alimenta de conceptos de religiones monoteístas como la católica o cristiana al momento de hablar de génesis o éxodo por ejemplo o la marcada utilización de magia. La explicación del mundo en Zetsuen No Tempest es gracias a la lucha entre dos árboles: el "árbol del génesis" y el "árbol del éxodo". Hecho que sucedió hace cuchumil años.



Sin embargo, esta es un mitología solo conocida para los seguidores del árbol del génesis. Nadie en el fucking mundo conoce la historia así que no se sabe en que dios o dioses creerán las demás personas. Supongo que lo normal de todo el mundo. Consideremos que aunque se diga que los hechos suceden en todo el planeta, la historia se desarrolla en Japón en donde sus creencias son una fusión del Sintoísmo y el Budismo. Entonces, para economizar las explicaciones, el equilibro del mundo es logrado gracias al balance de estos dos árboles donde el árbol del génesis es como que el "bueno" y el del "éxodo" como el malo.



La familia Kusaribe: Bajo estas ideas aparece el "Clan Kusaribe", familia bajo la protección del árbol del génesis y que ayuda a mantener el equilibrio entre los árboles. Según el mito: "el árbol del éxodo no puede aparecer ni dominar al árbol del génesis ya que si eso pasa, todo el mundo se va al carajo". La lógica del árbol del génesis es el siguiente: El árbol sirve para mantener la lógica del mundo, una lógica que no acepta hechos violentos; es por eso que los protegidos por el no pueden usar magia con fines de hacer un ataque o algo parecido. Pero además hay una condición más: para poder realizar magia es necesario sacrificar algún artefacto que sea una muestra de la creación del hombre. Hombre que existe gracias al balance que da el árbol del génesis. Por eso vamos a ver en toda la serie como cogen lavadoras, misiles, pistolas, wafleras, MacBook's, tablets, computadoras windows 98 con el fin de sacrificarlos y poder usar magia solo para defenderse; aunque veremos en todo el anime maneras "super" creativas para salirse de esa lógica y poder hacer ataques. Bueno, esta familia está compuesta por brujos donde la princesa heredera es Hakase Kusaribe y es así como se arma el argumento de la primera parte de la serie: Samon, sacerdote de la princesa: secuestra y manda a la princesa a una isla muy lejana donde no hay artefactos para sacrificar con el objetivo de que no interfiera en su plan de dominación mundial que consiste en convocar al "árbol del éxodo" donde él lo controle y pueda, ya saben, dominar al mundo.

Los chibolos: Nuestros protagonistas principales son dos chicos super-kawaii que parece que fueron sacados de un grupo K-Pop (es broma, en verdad son muy parecidos al diseño que tienen en el manga). Sus nombres son Mahiro Fuwa y Yoshino Takigawa. Ellos son los típicos amigos desde la infancia y sus personalidades obedecen al tan usado cliché donde uno es el tipo más osado, atrevido, pendejo (Mahiro) y el otro es más tranquilo, pensativo, racional, etc. (Yoshino). La ilación de ellos con la historia parte en razón de la muerte de Aika Fuwa quién es media hermana de Mahiro y novia de Yoshino pero OJO: NADIE LO SABE, NADIE LO SABE, fue una relación a escondidas que mantuvieron en secreto mientras ella estaba viva y después de su muerte Yoshino lo seguiría manteniendo en reserva en especial a Mahiro. Mientras eran pareja hasta simulaban que se llevaban mal. Rajaban uno del otro como es común. Hakase, utilizando lo poco de magia que puede 
usar sin sacrificar algo, logra contactar por azares del destino con Mahiro y hacen un pacto: él ayudaba a Hakase a impedir los planes de Samon quien ya había comenzado su plan y ella ayudaba a Mahiro a descubrir quien fue el asesino de su hermana, hecho por el cual tiene un gran resentimiento; a Mahiro le chupa un huevo el mundo, él solo quiere descubrir quien mató a su hermana para vengarse. Yoshino entró de colón :v




Basta de contar la historia aunque falta la segunda parte. Esta es la crítica. 

Es saludable cuando una historia se toma el trabajo de intentar ser algo original aunque es imposible serlo del todo. Zetsuen No Tempest crea su propio génesis y plantea su propio éxodo y eso en el fondo es bueno, lo malo es que no es muy entendible en un primer momento. La animación me engañó, la verdad que me costó un poco seguirle el juego a la serie porque deseaba entender bien como es que le dan un carga especial a esto de la "lógica", "la pelea entre los árboles" y etc. Te puede parecer tonto, absurdo o muy superficial; en su religión, por llamarlo de alguna manera, aunque nunca usen esa palabra, no hay un infierno u otras cuestiones oscuras, la serie plantea un enemigo directo, un tipo de carne y hueso como es Samon al principio y luego al árbol de génesis pero no existe en sí un purgatorio, solo está el árbol.

Como dije, a mí, al igual que muchos, tal vez le parece medio sonso ver una serie donde árboles se pelean; pero en mi caso trato de dar el beneficio de la duda a estas historias y con esta serie te das cuenta que no es tanto así. En vedad no hay árboles que se pelean. La serie comienza medio enredada es por eso que tenía cuidado de perderme. No solo estaba la religión, la magia, sino también el otro lado con Yoshino y Mahiro, que también tenían su propia manera de pensar y sus motivaciones. Captar todo eso es un poco pesado al principio porque parece ser que quisieron hacerlo así.

El anime plantea ser serio al inicio ya que por la aparición del árbol del éxodo suceden hechos sobrenaturales metalizando a las personas. Las ciudades se vuelven pueblos fantasmas pero es aquí donde parece algo raro. Bueno, para comenzar, tenemos a una protagonista que solo puede estar en un isla, un antagonista que a aparece solo para hablar con sus ayudantes y dos jóvenes que realizan un viaje para encontrar a Samon. Van pasando por muchos lugares y no se inmutan al ver tanta gente morir. WTFFFFFFF...!!! Solo hubo un momento en la cual Yoshino se puso algo triste y fue cuando vio a dos niños "metalizandose" y fue cuando me pregunté lo siguiente: ¿Los papás? Los papás de los protagonistas murieron (si es que no todos sus familiares) pero no derramaron ni una mugrosa lágrima. Ni siquiera se dieron el trabajo de buscarlos, simplemente se fueron del lugar y ya. Mahiro estaba más preocupado en encontrar quien mató solo a su hermana pero nunca dice nada por sus viejos, es más, luego del chongo del primer arco donde todo eso ya pasó, los dos tipos viven solos y ni pedo con sus padres o sus otros familiares. Pero Yoshino se puso triste por dos mocosos que no conocía. Una serie más donde los padres no existen a pesar de los flash-back donde se los menciona.



Siguiendo, ya había dicho que la historia al inicio fue un poco pesada y agregando que no había mucho contacto entre todos, el anime se tornó aburrido. La serie tiene la gran característica de que a lo largo de ella, los protagonistas no paran de citar a Shakespeare y solo a Hamlet y La tempestad. Entonces, durante casi todos los 12 primeros capítulos tienes que pasarte viendo a dos chibolos que comparan su vida con una tragedia de Shakespeare. La verdad que me pareció recontra aburrido mientras iba por el capítulo 4 o 5. Solo hubieron dos factores que hicieron que siga viendo la serie relacionado con las dos protagonistas: 1) Estoy enamorado de Hakase y 2) los flash-baks donde recordaban a Aika eran útiles porque te permitían conocer a la hermana. Era graciosos porque Mahiro y Yoshino la recordaban de distinta manera y la personalidad de la tipa es excelente; sin contar que era muy predecible pensar que en algún momento ella cobraría gran importancia a pesar de estar muerta.

A pesar de todo ello, a partir del capítulo 9 la serie toma otro rumbo. La parte seria que se había tornado pesada y aburrida rotó 360°. Se suponía que el encuentro de Samon con Mahiro y Yoshino tenía que ser una lucha por la permanencia del mundo, copada de escenas serias pero eso no pasó y para mí mejoró. Repito, el anime parecía plantearte algo serio pero de hecho no funcionaba o por lo menos no funcionaba hasta el momento en que cambió. El encuentro de Samon y los demás fue recontra interesante. Destruir el árbol del éxodo se fue al carajo y todo giró en un intercambio de adivinanzas para poder traer a Hakase de la isla. Si la serie estuvo bajoneda, esa parte dejaba intrigado porque las cosas se volteaban como querían. Un momento todo estaba a favor de Samon y luego a favor de Mahiro, luego aparecía Yoshino y cagaba a todo el mundo, pero luego aparecía Hakase y los jodía más. Todo lo complejo ya estaba entendido, lo mandaron a la basura por eso y se mostró un juego con giros muy interesantes. Una parte cambia dramáticamente cuando Yoshino le promete a Mahiro que le diría quién fue el novio de Aika y todos ponen cara de pastrulos como si la conocieran. Fue un cague de risa, la serie cambió y cambió para bien según mi persona.

Para el segundo arco la serie siguió por ese camino y le fue mejor. Otra vez el enemigo fue un árbol :v pero más que eso, lo que llamó más la atención fue la relación entre Yoshino y Hakase. Era interesante porque nadie carajos sabía quién había sido la pareja de Aika antes que muera. Supuestamente, ese dato iba a ser indispensable para hallar a su asesino y había conversaciones cómicamente bien logradas sacadas de un buen anime de romance escolar. Los flash-backs aumentaron y cada vez más te caía la personalidad de Aika. Además, ella es dueña del selfie más bonito que pueda existir, y lo hizo cuando ni siquiera se llamaba selfie hacer esas idioteces. No dejaron de citar a Shakespeare y los protagonistas eran graciosos.


Baba, estoy botando mucha baba.

Es decir, la serie abandono casi en su totalidad la seriedad que podría plantear crear su propia mitología y salvar el mundo, optando por una serie casi casi comedia con un agregado: descubramos quien fue el maldito que fue enamorado de Aika y de paso salvemos al mundo del árbol del génesis que nos ha quitado la libertad de elegir subyugándonos a su propia lógica. Si, eso pasó. En el final del primer arco, el árbol del génesis se achora y comienza a sacar raíces por todo el mundo. Destruye las armas y todo elemento que pueda generar alguna guerra pero a la par reduce la libertad de la humanidad a hacer lo que le plazca.

Yoshino no se da cuenta de que Hakase está templada de él ya que sigue pensando en Aika mediante necesarios flash-back. No como esos rellenos aburridos de Naruto. Estos sin son recuerdos. Es verdad, la serie cambió rotundamente. Me olvidaba por completo que había un mundo que salvar y me enfocaba en la relación de Hakase con Yoshino y sus personalidades contando con la de Aika. Fue buena sin llegar al drama. 

Los protagonistas también cambiaron de alguna manera acorde con el nuevo rumbo de la serie y aparecieron otros que aportaban a eso. El tipo nuevo que era el seudo sacerdote del éxodo o algo así era basureado por cobarde pero terminaba sacando las respuestas más acertadas en las conversaciones que no tenía nada de lógica. Además, hay un tipo que es el hermano perdido de Armin que es el típico pervertido asolapado que cae super bien. Como Daru de Steins; Gate.


WTFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF...!!!

Ya bueno. Muchas flores para este anime. Ahora el raje feo. No mentira, no hay raje feo. La historia, sus argumentos y los protagonistas están buenos, nada más. Recalco esta serie porque en ese sentido es balanceado. No encuentro nada pésimo ni nada super bueno. No es que en otros animes no encontremos historias o personajes parecidos. Es más, el mundo del anime está sumergido en ellos y la diferencia de este con otros es que Zetsuen No Tempest me gustó.

El mejor personaje de hecho es Aika y la voy a recordar por un buen tiempo. Es difícil encontrar personajes considerablemente recordables y ella es la única que cita a Shakespeare mil veces y no cansa. Los comportamientos de Hakase con Mahiro, un tanto "yanderescos" y otro tanto "tsunderescos" son divertidos por que no son exagerados como otras protagonistas insoportables y aporta bien a la serie.

El arte es bueno. La calidad de la imagen y los trazos son claros. Y ese estilo vidrial que tienen con las escenas es muy paja como el detalle que tienen con la sangre de Aika. Eso me pareció super bueno y no solo lo hacen ahí. Los paisajes son también muy sobresalientes para mi gusto al igual que el arte de fondo y la iluminación.


El arte estuvo paja

La música es algo que también me gusto. No puedo decirles una melodía exacta pero me acuerdo que acompañaron bien a las escenas que hubieron. Hubo muchas partes disparejas en toda la serie y eso quiere decir que tenían un amplio número de melodías para acompañarlo. 



Me acuerdo solo del primer ending, supongo que me gustó, por eso me acuerdo. Los openings estuvieron muy buenos pero de hecho me quedo con el segundo, es más, ese opening es uno de mis favoritos en todo el mundo (jajaja) [Si deseas ver la lista completa de mis openings favoritos, haz click [aquí]]. La japonesita que canta en el segundo opening es demasiado bonita y es ese tipo de video que te quieren contar una historia. Los chinos que cantan en el primer opening les da en el gusto a las chicas que gustan de escuchar a los grupos de J-Pop. Suerte con eso. 



Opening n° 1: Spirit Inspiration - Nothing's carved in Stone




Opening n° 2: Daisuki Nano Ni - Kilee


Eeeeeeeeen conclusión. Zetsuen No Tempest cambió. Tenía una propuesta interesante creo yo pero se puso muy aburrido. Parece que los realizadores se dieron cuenta y decidieron cambiar. No se si fue buena la decisión o si otra hubiera estado mejor, la cosa es que funcionó. La historia a punta de giros y misterios cojudos pero interesantes, logró captarme bien. No es que toda la construcción al inicio del anime no sirvieron, no es eso. Nunca dejaron de estar, solo que ya no profundizaron mucho en ello. Me gustaron mucho los personajes de Hakase y Aika. En los dos casos caen muy bien . De todas maneras Aika te va a caer muy bien y Hakase es para mí, una de las chicas que sacan mi lado otako virgen, me parece muy bien dibujado. Los demás aportan a la serie. La idea es que si buscabas una serie profunda como tal vez pretendió ser al inicio, no la vas a encontrar aquí. Si buscas entretenimiento, fácil esta serie te gusta, si buscas romance, también te va a gustar, si quieres reírte también. No me importa que digan los demás. Yo si te la recomiendo. 

Otra vez yo, botando baba...